Pronto será noche... sueña, vive conmigo y comparte esta íntima emoción, el cuerpo distante y el alma iluminada.

5.11.15

Este jueves, relato: Enamorados.


Este blog es hoy, la ventana por donde se asoman, por primera vez, las letras de mi amigo Ximo Calduch. Demos la bienvenida a este futuro "Juevero"

-¿Quieres ser mi novia?
-¡No!
Él no entendió la respuesta, estaba seguro que sería otra. Se había atrevido después de bastante tiempo de conversaciones, mejor confesiones, sobre el pasado, el presente y el futuro.
Pensaba que era perfecta. Era como él. Tenía los mismos anhelos y la misma esperanza en convertirse en una mujer independiente, fuerte, formada, atractiva... física y emocionalmente. Era guapa. Una mujer divertida -Se ríe tan a gusto-, pensó sonriendo. Constante. Capaz de esforzarse por conseguir sus metas. Capaz de desenvolverse perfectamente en cualquier situación. Capaz de no juzgar a nadie sin ponerse en su lugar. Capaz de escuchar sin opinar. Tenía esa empatía innata que sólo tienen las personas inteligentes.
La amaba y estaba seguro que ella también,  por eso la respuesta le dejó noqueado. No entendía nada... ¡Era como él!
Les gustaban las mismas cosas, compartían una forma de ver la vida, incluso habían bromeado muchas veces de lo sencillo que sería hacer realidad sus proyectos si estuviesen juntos. Sí juntos.
Le daba mil vueltas a todas las conversaciones y cada vez entendía menos.
Al final dio con la clave, ¡Era como él! Se esforzaría toda su vida por llegar a ser la mujer que quería ser y, lo entendió.
-¿Quieres salir conmigo? ¿Quieres acompañarme en la vida? ¿Quieres que compartamos proyectos? Te amo a ti, a la mujer que eres y a la que serás. Te amo tal cual te conozco, no como te imaginé.
Te amo siempre.

Ximo Calduch