Pronto será noche... sueña, vive conmigo y comparte esta íntima emoción, el cuerpo distante y el alma iluminada.

5.11.15

Este jueves, relato: Enamorados.


Este blog es hoy, la ventana por donde se asoman, por primera vez, las letras de mi amigo Ximo Calduch. Demos la bienvenida a este futuro "Juevero"

-¿Quieres ser mi novia?
-¡No!
Él no entendió la respuesta, estaba seguro que sería otra. Se había atrevido después de bastante tiempo de conversaciones, mejor confesiones, sobre el pasado, el presente y el futuro.
Pensaba que era perfecta. Era como él. Tenía los mismos anhelos y la misma esperanza en convertirse en una mujer independiente, fuerte, formada, atractiva... física y emocionalmente. Era guapa. Una mujer divertida -Se ríe tan a gusto-, pensó sonriendo. Constante. Capaz de esforzarse por conseguir sus metas. Capaz de desenvolverse perfectamente en cualquier situación. Capaz de no juzgar a nadie sin ponerse en su lugar. Capaz de escuchar sin opinar. Tenía esa empatía innata que sólo tienen las personas inteligentes.
La amaba y estaba seguro que ella también,  por eso la respuesta le dejó noqueado. No entendía nada... ¡Era como él!
Les gustaban las mismas cosas, compartían una forma de ver la vida, incluso habían bromeado muchas veces de lo sencillo que sería hacer realidad sus proyectos si estuviesen juntos. Sí juntos.
Le daba mil vueltas a todas las conversaciones y cada vez entendía menos.
Al final dio con la clave, ¡Era como él! Se esforzaría toda su vida por llegar a ser la mujer que quería ser y, lo entendió.
-¿Quieres salir conmigo? ¿Quieres acompañarme en la vida? ¿Quieres que compartamos proyectos? Te amo a ti, a la mujer que eres y a la que serás. Te amo tal cual te conozco, no como te imaginé.
Te amo siempre.

Ximo Calduch


6.5.15

Relatos dedicados: "Casas de Haro" A Juli Toledo en su cumpleaños.


Casas de Haro (Relato de 2009)

El lugar que me eligió, es un pueblecito de la estepa manchega. Dos pequeños núcleos de población enlazados por una larga calle que distancia lo suficiente como para que cada uno de ellos crezca con personalidad e Iglesia propia.
Las Casas de Arriba y las Casas de Abajo, están separadas, (o unidas, según se mire) por la calle Mayor, con una sola línea de casas a ambos lados, que terminó por llamarse las Casillas.
Pero todo el pueblo huele igual, sus gentes hablan y visten igual, incluso la mayoría piensa igual. Por sus calles, especialmente las de Casas de Abajo, he pasado meses de verano, perdiéndome casi desnudo entre eras para trillar el trigo y balsas de regadío.

Es un pueblo de mulas y moscas, las mulas tienen nombre, las moscas no, al menos que yo sepa. He tocado, primero con miedo, luego con fruición el lomo de la roja “Colorada” el morro de la negra “Mora” o las patas de la parda “Lucera”
En sus plazas, al anochecer corrí por primera vez detrás de una chica y por primera vez la alcancé.
Los domingos, mudado hasta las cejas, me refugiaba en el interior de la Iglesia, disfrutando de las frescas temperaturas que garantizaban los antiguos y gruesos muros de mampostería y, para alargar más mi estancia, hacía turno para confesar inconfesables pecados sobre no recuerdo qué mandamientos.
El trigo, en espiga y grano, las uvas, blancas y negras. El pan en orza, para cortar a yescas, untado con aceite y magro por la mañana o con moscatel y azúcar por la tarde.

Y esa calle... la de El Arenal, al final del pueblo con su visión misteriosa del principio del monte. El camino de arena que empezaba en la última casa y terminaba junto a las viñas escondidas entre lomas.
Ese lugar, como tantos otros perdido en el Mundo, me enseñó a oler, a tocar, a esperar... Y ahora, volver me da miedo, ¿qué quedará después de 50 años de modernidad?

*Foto de Israel Lozano. "Atardecer en Casas de Haro"

16.3.15

Calenturas en fallas. "Hippies_4"

Los Hippies, básicamente fueron un movimiento social, rebeldes estáticos y estéticos contra una sociedad, que les pesaba como losas de hormigón. Su forma de manifestar su rebeldía se centró en su actitud y su estilo de vida, es por eso que su forma de vestir, destacaba totalmente de la del resto de la sociedad, una puesta en escena con elementos tan personalizados, que se convirtieron en toda una seña de identidad.

Las camisas se llenaron de flores y dibujos con referencias hindúes, los rostros de Hendrix y el Che poblaron los pechos de todo tipo de camisetas, los pantalones se ensancharon en las bajos de sus camales, dando origen a los clásicos “patas de elefantes”, las camisas y faldas estampadas, los pantalones vaqueros, el pelo largo y desordenado, barbas abandonadas e hirsutas, se perseguía más la estética colectiva que el lucimiento personal, la ropa ya no tenía sexo y surgieron las prendas mixtas.


El pelo tampoco era ya un signo de distinción; caminando de espalda, era difícil identificar el sexo, muchos hombres parecían mujeres de interminables cabellos. Mientras tanto las flores, símbolo de la época, se usaban tanto en la ropa como en el pelo y representaban la ideología utópica que los guiaba en la llamada “revolución de las flores”. 
Una descarada desestructuracion de costumbres que “justificaba” el

incumplimiento de las normas. 
El Dios racionalista y 


establecido, se abandona en su origen en busca del Dios Hippie, su impronta religiosa y su espíritu se trasladan a Oriente, y aparece el Buda, el Zen místico de la comunión de la naturaleza y el individuo,alternativas 


espirituales que hizo peregrinar a los hippies al Tibet, Machu Pichu o más tarde a las arenas de Creta, Túnez, Marruecos y Formentera. Este fue sin duda, el movimiento más sobresaliente en el ejercicio de “revelarse de todo”. Un buen intento, si no hubiera sido porque los modelos de consumo


establecidos son irrompibles.

Lo que si quedó en cambio, fue su experiencia cultural, que todavía hoy tiene alguna presencia entre nosotros, y el recuerdo de estos vagabundos multicolores que buscaban otro mundo, otras visiones, otros proyectos de convivencia, otro significado para ese descuidado tesoro, al que a veces minimizamos y que es la Vida.
Ilustramos este último calentón del verano con LSD, “Lucy in the Sky with Diamonds” tema de The Beatles, al que siempre se le ha querido vincular con la droga por la coincidencia de las primeras letras de sus palabras.
                             

13.3.15

Calenturas en fallas. "Hippies_3"

Conozco un lugar, escondido, como un 'paraíso perdido', entre los picos del Himalaya, donde uno prácticamente se olvida de que la civilización existe. Un lugar extraño y fascinante en el que abundan palacios, pagodas de techos dorados, y dioses vivientes..." (Wendy Moore en "El Valle Prohibido de Katmandú")

En Katmandú, todo el mundo encuentra la felicidad, o al menos eso parece, la gente sonríe con naturalidad, compatibilizando una dicha exultante con una suciedad y hambruna nada psicodélica.
Katmandú, está situado en un valle, uno de los más hermosos del mundo, una tierra encantada y misteriosa, campos verdes de arroz, un rincón perdido e inaccesible en el corazón de las montañas. La Meca de todos las huidas, un lugar de purificación como prólogo para una posterior salvación de la Sociedad, una revolución que comienza en el propio individuo.


9 de cada 10 occidentales son Hippies, viviendo en un mundo de Fábulas, Dioses y Vírgenes, buscando la verdad última y lo esencial de si mismo, aprendiendo a evitar la violencia, las prisas, las competencias, un presentimiento de que todavía es posible cambiar algo. Fácil para los Hippies, poner en la balanza las ventajas e inconvenientes de este rincón con olor a incienso, sobre todo cuando se ha vivido en plenitud, los inconveniente de una Sociedad intranquila, nerviosa y agresiva.
Ilustramos esta entrada con un tema de Jimi Hendrix, el zurdo de largos y ágiles dedos, de su primer LP. "Are you experienced" en su versión inglesa, el tema “Are You Experienced” un viaje, en el que uno vuela a través del caos de su maravillosa Música.

                            

Fuente de consulta: Jesús Torbado para Mundo Joven

11.3.15

Calenturas en fallas. "Hippies_2"

De todas las subculturas o contraculturas que se han manifestado a lo largo de la historia, la más numerosa, la más visible y la más poderosa, fue la de los Hippies.
Sería demasiado frívolo pensar que todo este movimiento fue el resultado de un sensacionalismo veraniego, que sólo sirvió para llenar de color, páginas y páginas de las revistas de todo el Mundo.
De entrada, ningún Hippy aceptó este término, que asumían casi como un insulto, y aunque ellos se llamaban entre si “people like us” (gente como nosotros) o “Flower children” (niños flor) no pudieron evitar que la fuerza de la prensa les bautizase con la acepción “Hippy” cuyo origen y raíces vienen de la jerga de los músicos de Jazz, que hablaban de estar “Hep” es decir estar a la moda, dentro, en el Ajo.

Lo anticipó Bob Dylan, cuando vagabundeaba por el desconcertante y emergente Village: “Los tiempos están cambiando, muchachos”. En los primeros meses de 1.967 el electo gobernador de California Ronald Reagan, eliminó de la universidad de Berkeley a su rector Kerr, en un intento de institucionalizar una ola de conservadurismo y apoyo incondicional a las decisiones del Presidente Johnson, en especial las concernientes a Vietnam. Amenazaron con reducir los fondos de las universidades y aumentaron con impuestos los accesos a las mismas.

Las protestas estudiantiles se repetían y sus lideres que poseían una profunda honradez ideológica y una fe en que la sociedad podía ser cambiada, crearon lo que serían los
cimientos de la ideología Hippy.
Ilustramos esta entrada con la cantante canadiense Joni Mitchell, su primer tema importante fue “Both sides now” que hizo popular Judy Collins, y más tarde “Woodstock” que llevaron al éxito los fabulosos Crosby, Stills, Nash and Young. Este “Big yellow taxi” fue su consagración definitiva que ella personalmente llevo al nº 1 en Estados Unidos.                                                
                         


5.3.15

Calenturas en Fallas. "Hippies_1"

Los “Hippies”, no nacieron de la nada, ni tan siquiera por generación espontánea, hay una serie de factores muy claros que explican su aparición y una serie de movimientos históricos, que los relacionan con grupos humanos y con ideologías bien definidas y analizadas.
Entre ellos circulan una serie de nombres muy representativos de actitudes y cualidades que les atraen: Gandhi, por su pacifismo y negación total a la violencia, Jesús por su bondad y sacrificio, Buda por su meditación, San Francisco de Asís por su pobreza y desprendimiento, Aldous Huxley por sus experiencias alucinógenas, Watts y Hesse, por sus inclinaciones orientalistas, así como otros poetas, Whitman, Blake o Yeats por su marcado misticismo naturalista. En definitiva, fue un movimiento contracultural nacido en los años 60 en los Estados Unidos y que se extendió a lo largo de la década por todo el mundo, creando sus propias comunidades intencionales. Escuchaban, el Rock psicodélico, el Folk contestatario, fomentaban la revolución sexual y creían en el amor libre.
                    
Era en realidad, una actitud rebelde contra la formal y homogénea oferta de conceptos y valores que ofrecía el Sistema. Se manifestaban participando en un activismo radical y en el uso de marihuana y otros alucinógenos, con el único objetivo de alcanzar estados que alterasen la conciencia y dibujasen una realidad deseada, pero no encontrada en su vida real, buscando formas de experiencia poco usuales, como la meditación, ejercitándose en las motivaciones espirituales-religiosas, artísticas, o ecologistas.i
Hoy ilustramos esta subida con un grupo de Los Ángeles: The Turtles, formado en 1.965, de estilo Folk-Rock, que llegó a dominar el panorama musical de los ’60. Su primer hit, "It ain’t my babe", habría de ser una canción de Bob Dylan. Su mayor éxito y disco de Oro fue "Happy together", tema con el que serán recordados en la década del nacimiento Hippy, escuchamos su tema "Elenore", canción que forma parte de la banda sonora del film "The Boat That Rocked - Pirate Radio"

                         

Fuente de Consulta: Adiós hippies. adiós... Jesús Torbado para "Mundo Joven"

23.2.15

Divagues en la oscuridad.

   
    A las 00’01 abre sus puertas el día. El público impaciente espera fiel a que este, por fin, sea el de la estabilidad o el del descanso deseado. Fuera, los dueños del Mundo hacen piruetas para encajar sus piezas donde más duela. Los nuevos amos coquetean entre bastidores y dan los últimos retoques a la guillotina que decapitará ilusiones y esperanzas. Ellos, en cambio, se blindan los beneficios por venta de armas, tráfico de diamantes o fortunas incontroladas en Islas Caimán. 
    Se enciende el día y el Mundo se agolpa adolorido entre recortes, impuestos, retrocesos de libertad y devaluación de la dignidad. El mercado global manda, pronto caerá la noche y con ella el silencio. Todo quedará dispuesto como en un cementerio. Muertos inútiles hasta la madrugada siguiente en que de nuevo, los “valores” quedarán hipotecados al servicio de unos cuantos desconocidos que desde su paraíso dorado manejan los hilos de un ejército dormido. 

    Ni siquiera dormir nos dejarán dignamente.

19.2.15

Entrevista con Dios


    Llegó a las 12’30, puntual como corresponde a un Dios. Lo vi entrar, solemne, de domingo. Me reconoció entre los parroquianos que a esa hora se daban cita para el aperitivo del mediodía. Le ofrecí asiento frente a mí, en una butaca orejera de piel marrón:
    -¿Qué le apetece tomar Señor?
    -Un vino dulce -me contestó.
    -Verá, el motivo de esta cita, es para recordarle que hace ya más de tres mil años, su Padre, que es Usted, le dio Diez Mandamientos a Moisés en el Monte Sinaí. Necesitó 40 días para escribir con su propia mano sobre dos tablas de piedra las leyes básicas. Poco tiempo en mi opinión, para crear un reglamento de pautas de conducta de obligado cumplimiento, por el que se debe regir la humanidad.
    -¿Tres mil años dice?, parece que fue ayer. Sin embargo, 40 días fueron suficientes para que la fe de un pueblo se perdiera y me sustituyeran por un becerro de oro construido en honor de mi adversario Apis, malgastando para ello todo el oro reservado a la Tierra Prometida.
    -Sí, ya lo sé y la reacción de Moisés fue demasiado visceral, tremebunda y agresiva, lanzándoles y rompiendo sobre ellos las pesadas tablas y quemando al dorado impostor.
    -Mano dura y fuertes penitencias son lo único que entienden los fieles en tránsito.

    Dios, se incorporó en el asiento, recuperando la verticalidad, que había cedido por la vehemencia de su argumentación y por la suavidad de la piel flor de la butaca.
    -¿Y dígame, para que más me ha citado?, como puede imaginarse tengo otros quehaceres de más transcendencia.
    -Vigencia, actualidad, ¡eso es! Después de más de tres mil años, ¿cree que algunos de los Mandamientos podría sufrir algún cambio, un giro que los adapte a los tiempos presentes, alguna actualización que sea consecuencia implícita de nuevas lecturas, incluso pensando en los próximos tres mil años?

    -Mire Usted, el primero, ni tocarlo, sólo faltaría modificar el único que habla de Amor. El segundo y cuarto valen tal cual están, habida cuenta que Dios, o sea YO, soy Padre, Madre, Hijo y Espíritu Santo. El tercero es obvio, si quieres cumplir con el segundo y cuarto. El quinto, es de aconsejable cumplimiento, salvo para las Santas Cruzadas en su lucha contra el moro infiel. El sexto y noveno valen, mientras no hayan niños de por medio, que la Iglesia, aunque lo parezca, no es de piedra. El séptimo y el décimo van en el cargo, la Iglesia tiene voto de pobreza, por lo tanto, sólo están expuestos los fieles de escasa o enfermiza convicción. Y para terminar, el octavo, es un mandamiento de relleno, sólo para que quedaran equilibradas ambas tablas y por otra parte el único susceptible de eliminar, hoy sería prescindible para conseguir lo que se quiere.
    -Gracias por su tiempo, por cierto ¿le dice algo el nombre de Los Romanones?

    -¿Quién...? no sé, ahora no caigo.

1.2.15

Relatos dedicados: "Belleza adulta". Para Toñi y Cristina, que lucen en la sombra.

Cuando la pasión regresa es fácil reconocerla. Es algo más que un sentimiento al que ponerle cara. Algo más que una afirmación que reubicar o que un premio que toca a destiempo. Es la razón que en el orden establecido nos obliga a navegar en la tempestad cuando la gris y densa calma es la dueña de nuestro sin vivir. Esa pasión, que se parece en forma y color a aquella que creció por primera vez, y que sembró de exaltaciones nuestra juventud.
Hoy, irrumpe ferozmente, con prisa… la misma de entonces, y se acomoda a empujones, rompiendo las resistencias formales de la que sin duda es la última etapa de nuestra vida.

Esta belleza madura, saturada en su día por diversas razones, declara abiertamente la guerra y despierta, porque una vez se durmió; y resucita, porque una vez murió. Y como un estremecimiento, siembra vértigos e ilusiones. Ya no miramos hacia atrás, hemos encontrado la pasión perdida y nos sentimos los reyes del mundo. De nuevo esa virginidad aparentemente rota, esos excesos del alma que estallan ante tanta belleza… la del amor alojado en un viejo cascarón, víctima esta vez de la sorpresa y el destino. Aprendiz de nuevo de locuras y enfrentado a unas prioridades que sobrepasan las de la razón y que no son otras que las del corazón.

9.1.15

Una imagen de 53 palabras.


La muerte llegó antes que la vida al papel. 
Nuestros lápices serán el relevo.

6.1.15

Relatos dedicados: 5 de Enero. A mi amiga Vivian.


   Hoy es mi día, por fin voy a comprar mis regalos de Reyes. La mañana está tranquila y a esta hora, la calle fluida y rápida. Alcanzo las puertas del Gran Almacén y me acerco a la sección de Música. Suena mi iphone…
   -Me da igual que sea víspera de Reyes, ¡necesito los planos para esta tarde…!
   Alterado y confundido, llego al mostrador de Clásica, no recuerdo lo que venía a comprar. ¡A, sí! La Traviata de Salzburgo...
   -lo siento pero ayer agotamos existencias.
   Salgo a la calle en busca de una alternativa a Verdi y al doblar la esquina me tropiezo con un indigente:
   -dame algo...
   Rastreo el fondo de mi bolsillo y al tacto reconozco una moneda de 2 euros. No quiero sacarlas todas y delante de él elegir la de menos valor, total… que hago yo con 2 euros.
   De nuevo suena mi Iphone, los primeros acordes de “el loco de la colina”, debo de cambiarlo, estoy empezando a odiar a los Beatles,
   -No, lo siento se ha confundido, no soy Tomás. -respiro hondo e intento relajarme.
   Todavía no he comprado nada, paciencia, allí hay una librería. Cerca de la puerta me aborda una gitana, me coge la mano e insiste en predecir mi porvenir,
   -señorito, si me da algo le leo su futuro.
   No hay forma de deshacerme de ella, insisto por activa y por pasiva, sin conseguir que recorriendo su índice por la palma de mi mano, me vaticine las más disparatas aventuras.
   Ya en el interior me intereso por el Nadal de este año. –Lo siento, acabo de vender el último a este señor.

   Pasa la mañana y sigo sin Verdi y sin el Nadal,  los acordes de The Fool on de Hill, me trasladan al mundo real…, mi mujer, que no me olvide de la tintorería, mi hermano, que me espera para el aperitivo, mi hija, que necesita el coche para esta tarde. Abatido y desesperado, llego al portal de casa, y…
   -Señor, estoy en el paro y vendo 6 pares de calcetines por 12 euros, le interesan.
   -No, no  me interesan.
   Al segundo y pensándolo mejor le llamo y le digo:
  -Oiga Ud. ¡el de los calcetines! ¿Qué le parece si le doy esto, por todo el lote?
 El parado de los calcetines, se marchó con cara de circunstancias y mi iPhone en el bolsillo.
   ¡¡Benditos Reyes!!